FEBRERO III

ONE PUNCH MAN (2015)

Este anime es una inteligente y divertida parodia del cine de superhéroes hollywoodiense (en plena efervescencia ya en ese momento) y del shonen de luchas entre rivales superpoderosos. Gran caracterización de personajes y magnífica animación. Lamentablemente, en la última parte de la serie incurre en el error de la hipertrofia y de tomarse en serio a sí mismo y todo lo que ha venido criticando hasta ese momento.

NOTA: 7

SHIROBAKO (2015)

Una anime que trata sobre como se hace un anime. Una serie didáctica y divertida a partes iguales, que al tiempo que muestra con todo detalle los entresijos de un estudio de animación, trata a través de sus realistas y encantadores personajes el paso desde la juventud a la integración en la sociedad o como se dice en Japón: convertirse en un “shakaijin” (persona de la sociedad). Serie bien realizada en la que el esfuerzo y entusiasmo de sus protagonistas en lo que están haciendo se contagia al espectador.

NOTA: 8

HIBIKE! EUPHONIUM 1 y 2 (2015/2016) 

Kyoto Animation perfeccionando su estilo característico, limitando gratamente el moe y aumentando el realismo en el carácter de los personajes y situaciones, hasta lograr ofrecer un fiel retrato de lo que puede ser un club de banda de música en Japón. Particularmente destacables el dibujo y la animación, así como el agradable y pausado tempo narrativo. La primera temporada encierra un capítulo digno de figurar entre lo mejor que se hizo en ese año.

NOTA: 7.5

FEBRERO II

MADE IN ABYSS (2017)

Aunque tanto personajes como voz en off no paran de hacer referencia al espíritu curioso y aventurero, y al ansia de conocimiento de la humanidad, la verdad es que la sensación aventurera en este anime se mantiene siempre a un nivel bajo. Su tono pausado y un tanto meditativo y su narrativa cercana a la de videojuegos tipo puzzle (“ICO”, “Shadow of the Colossus”) provoca más la sensación de extrañeza y temor ante un mundo desconocido, de una gran riqueza imaginativa, lleno de rincones y criaturas extrañas y maravillosas. Es en la magnífica creación de este mundo fantástico y en su plasmación audiovisual donde este anime alcanza una calidad realmente notable.

NOTA: 8

EN UN RINCÓN DEL MUNDO (2017)

Alejándose del estilo de anime más extendido y situándose más en la linea de algunas producciones de Isao Takahata (“Mis vecinos los Yamada”, “El cuento de la princesa Kaguya”), esta película trata la dura temática de la difícil tarea de sobrevivir en el Japón de la II Guerra Mundial. Sin dar la espalda a los elementos más horribles y descarnados, evita el dramatismo y el pesimismo a través de un adecuado tono narrativo sutil y humanista, que deja paso a la esperanza. La película brilla también en todos sus aspectos visuales, con un dibujo y banda sonora especialmente cuidados.

NOTA: 8.5

EL NIÑO Y LA BESTIA  (2015)

La cuarta película de Mamoru Hosoda es una fábula a través de la cual intenta exponer demasiados temas demasiado complejos, quedándose un poco lejos de la claridad expositiva deseada y viéndose necesitado a echar mano de decisiones de guión un tanto complicadas y caprichosas. Visualmente está al nivel de sus películas anteriores, si bien algunos momentos pecan de falta de detalle y una animación poco fluida. No obstante, también nos ofrece momentos visuales de gran espectacularidad. Probablemente, lo mejor de la película sea el entrañable personaje de Kumatetsu, la bestia del título, doblado nada menos que por el actor Koji Yakusho.

NOTA: 7

 

FEBRERO I

joker-album-cover

JOKER (1992)

Nada que ver con Batman, pero mucho que ver con Blade Runner, este anime nos habla de forma superficial sobre el significado del alma humana. Simpático, corto y sin mayor trascendencia. 

NOTA: 5

 

THE COCKPIT  (1993)

Tres pesos pesados del anime de la época dan movimiento a los personalísimos diseños de Leiji Matsumoto en un acertado estudio del absurdo de la guerra, afortunadamente, sin caer en maniqueismos.

NOTA: 7

 

 

FUNE WO AMU (2016)

Un buen seinen centrado en la construcción de personajes y la atención al detalle, con un ritmo reflexivo adecuado para una temática que no se agota en sí misma, sino que se expande como metáfora de todos los aspectos de la vida.

NOTA: 7

 

 

 

DRIFTERS (2016)

Adaptación del manga de Kota Hirano, que como ya vimos en Hellsing, es aficionado a insertar a personajes de la cultura popular en mundos fantásticos. En Drifters se nos sirve un mejunje sangriento y salvaje que une a personajes históricos (Oda Nobunaga, Hanibal Barca, Juana de Arco, Rasputín, el Wild Bunch del salvaje oeste…) con la mitología fantástica más deudora de Tolkien (elfos, enanos, orcos, dragones, etc.) en un conjunto que funciona por su buen ritmo narrativo, sus personajes  carismáticos, su bienvenida violencia gráfica para representar el caos y la locura de la guerra y su poderosa banda sonora. Este anime es rock and roll.

NOTA: 8

 

TADAIMA

tadaima gojira

 

 

 

Tres años han pasado desde mi última publicación. Muchos sabéis que sacar adelante un blog no es tarea fácil y exige una voluntad casi sobrehumana.  Si a esto se une la falta de tiempo, cambios vitales y escasez de lectores (sin menospreciar a los pocos que alguna vez mostraron interés por mis críticas) al final se termina tirando la toalla.

Sin embargo, estos años en blanco he seguido pagando el dominio del blog. ¿Por qué? Quizás porque me daba pena que lo poco que había conseguido se perdiese para siempre en las cloacas de internet. O quizá ante la improbable posibilidad de que algún día decidiese retomar el blog. Pues resulta que esa posibilidad no era tan improbable.

¿Para quién estoy escribiendo esto? Si hay alguien leyéndolo ahí fuera, para ti; si no es el caso, supongo que estoy hablando conmigo mismo. Sea cualquiera de las opciones, sirva la segunda como un autoempujón que me de inercia para ponerme de nuevo en camino.

La única forma de continuar con el blog implica una renovación, más que de las formas, que quizás también lo haga, del contenido, o más bien, del tipo de críticas o reseñas que este contiene. Si el principal motivo de abandono fue la falta de tiempo y voluntad para sentarme ante la pantalla lo suficiente para estructurar una de mis anteriores críticas, la solución pasa por acortar ese tiempo y ese esfuerzo necesario. Así, pues, a partir de ahora, este blog se convertirá en una suerte de lista de los animes y películas que veo, acompañados de una nota y de un sucinto comentario crítico. De esta manera, me he propuesto escribir una entrada semanal con los títulos que he visto durante esa semana, seguidos por dos o tres líneas que expresen mi opinión y puedan guiar al lector en su decisión de si visionar o no dichos títulos. Al mismo tiempo, esta especie de listado comentado, me servirá a mi como memoria de mis experiencias como expectador, a modo de archivo compartido fácil de consultar.

La voluntad de hacer las cosas cortas e ir al grano empieza en este mismo texto. Sin necesidad de decir más, me emplazo a mi mismo y a quién esté ahí y quiera acompañarme, dentro de una semana en este mismo sitio.

Si además de leerme, queréis comentar, será un placer hablar con vosotros sobre las cosas que nos gustan.

Saludos, y hasta la semana que viene.

a scene at the sea

SU-KI-DA

sukida

 

Intimista y plácida película, no apta para espectadores con prisa, que habla sobre la dificultad de abrirse y mostrar los sentimientos, asignatura pendiente en una sociedad como la japonesa, en la que el miedo al fracaso, al futuro, o sea, a la propia vida, desemboca en numerosas ocasiones en situaciones de profunda soledad. Todos estos temas se tratan en esta película, cuya principal linea narrativa no es sino el viaje de una declaración de amor silenciada desde la adolescencia hasta la edad adulta. Encierra una secuencia que por si misma justifica el visionado de la película, un encuentro entre los adolescentes a la orilla de un río, antológico por su desbordante sensibilidad y original sencillez, ayudada por la naturalidad de Eita y una maravillosa Aoi Miyazaki.

sukida01

Planos muy plásticos y bellamente encuadrados, ritmo muy pausado, ambiente muy silencioso que provoca casi una sensación de estar ante algo sagrado. Estas características, que aportan el principal interés a la cinta, son también las culpables de sumir a la película, en ocasiones, en una melancolía que se antoja forzada en vez de surgida de forma natural, extendiendo un manto demasiado lánguido y triste.

Pese a estos elementos negativos, una propuesta sutil de gran sensibilidad intimista.

NOTA: 7’5

sukida00

BRAVE

1850275651_771dd95587_o

Película tailandesa de artes marciales, muy lejos en todos los sentidos de los Ong Bak, incluso en lo cinematográfico, que ya es decir.

Peripecias de nulo interés mal rodadas y mal interpretadas por un actor sin nigún carisma, un aspirante a Jackie Chan, anémico y modernillo (gafas de pasta incluidas) al que se le da mejor trepar y saltar que hostiar.

Música pachanguera y aburrimiento mortal. Con decir que me hice con ella con la intención de visionarla con los amigos en una reunión cervecera y no cumplió su función…

Fear is a state of mind… Y el aburrimiento también, ¿no?

NOTA: 1 (por una pelea bien coreografiada)

brave01--large-msg-120242576922

GTO

166701-slm3tnugzomzokkmwkve

Auténtica comedia de la que ahora apenas se encuentra en el descorazonador panorama de la industria del anime. Descacharrantemente divertida, ya con eso ha conseguido el objetivo de toda comedia que se precie. Pero además de eso consigue ahondar con puntería en los problemas de los adolescentes japoneses, con sencillez pero sin simplicidad, escapando siempre de lo sensiblero gracias a su prioritario carácter humorístico.

El personaje de Onizuka entra de lleno en el olimpo de ilustres macarras de buen corazón, capaz tanto de acciones loables como de otras reprobables.

Humor salvaje casi siempre, muchas veces ecchi o genéricamente sexual, a menudo pasado e ido de rosca, con animaciones completamente desfasadas,  y caricaturescas, con caras descomponiéndose en muecas exageradas y doblajes afectadísimos en su afán paródico. Parodias-homenaje de otras series también hay a mansalva: “El puño de la estrella del norte”, cine de yakuzas, Gundam,… e incluso el mítico Tora san.

Pese a presentar una animación irregular, bastante mediocre en ocasiones, la recurrencia a una corriente de los noventa de diseños con fisonomía más oriental, es de agradecer. Lo mejor, unos guiones divertidísimos y adictivos, despachados con gran ritmo y grandes personajes. Y casi nada de relleno dentro de 42 capítulos que saben a poco.

NOTA: 9

jfMhVdQqERHIp

KT

img_kt

Seco thriller político al estilo de las películas estadounidenses de los 70. Se resiente de una dirección en exceso contenida e impersonal, así como de un metraje excesivo, aunque nunca se pierde el interés y a veces sabe ser emocionante. Fallido clímax pero buena resolución.

NOTA: 6

SLEEPING BRIDE

Sleeping_Bride-762342937-large

 

Vergonzosa sima en la carrera de Hideo Nakata, realizada justo después de “Ringu 2”, sin la más mínima relación con el género de terror, que parece ser la especialidad del director.

Edulcorada, pastelosa, sensiblera, pueril, ridícula… ¿Era necesaria esta versión de “La bella durmiente”? Para colmo, rodada con tan poco estilo que parece un dorama.

Quizás si viniese de otro director… Pero me resulta difícil de perdonar viniendo de alguien que cuenta con muestras de talento como “The ring” o “Dark Water”.

Dramón para adolescentes que aún juegan a las princesitas y se mantienen inmaculadas a la espera de su príncipe azul.

Y mejor dejarlo aquí. Despotricar sobre esta película no puede traer nada positivo.

NOTA: 1

sleeping-bride

AIR DOLL

Air-Doll

 

Kore-eda, experto en indagar en los sentimientos que enriquecen al ser humano, pretende centrarse aquí en el concepto de humanidad en sí mismo. Para ello nos cuenta la historia de una muñeca hinchable que en sus ratos de asueto se convierte en un ser humano.

Es sin duda el primer tropiezo en la brillante carrera del director japonés. Por culpa de un tono indefinido entre fantasía y cotidianidad, se queda en un inconfortable punto intermedio: un universo cuasi-paralelo poco consistente, demasiado vaporoso y desvaído, cargado de melancolía superficial y de una poética ingénua. Estéticamente irreprochable debido a la belleza de la fotografía y lo ajustado de los encuadres, la falta de claridad expositiva y emocional te lleva renqueando entre una serie de secuencias sugerentes pero demasiado autónomas e inconexas en un conjunto bastante plano y monótono.

Kore-eda intenta aproximarse al mundo conceptual de Hideaki Anno o Mamoru Oshii para indagar en la naturaleza humana, aprendiendo con ello que sus herramientas no deben ser las de aquellos (la exposición conceptual intelectualizada) sino la emoción emanada de la observación sensible de las actitudes cotidianas.

NOTA: 6

air-doll-cartel