Monthly Archives: marzo 2018

MARZO IV

SHINGEKI NO KYOJIN (2013)

En un mundo del futuro en el que hemos vuelto a la forma de vida medieval, unos jóvenes emos luchan contra unos gigantes retrasados que amenazan su ciudad. Los jóvenes siempre están con el ceño fruncido haciendo un drama de cualquier cosa, quejándose y sufriendo mucho. Afortunadamente los descerebrados gigantes se encargan de matarlos de las maneras más cruentas, ya sea despedazándolos, masticándolos o aplastándolos, gracias a lo cual, la violencia explícita y gore está servida. Esto y un buen dibujo, animación y banda sonora, hacen que el discurrir de los acontecimientos se sigua sin aburrimiento y, en ocasiones, con agrado.

NOTA: 6.5

SUISEI NO GARGANTIA (2013)

Una especie de slice of life postapocaliptico desarrollado en un mundo marítimo en el que la humanidad vive sobre el mar, sobre grandes plataformas-ciudades flotantes. El tempo narrativo es tranquilo y relajante, los diseños, dibujo y animación son preciosos. De lo único que se resiente es de la trama del personaje principal, que a veces parece metida con calzador y un poco inconexa con el resto de los elementos del anime. Un anime para disfrutar con los sentidos, más que con la razón.

NOTA: 7.5

GIN NO SAJI (2013)

En Japón hacen mangas y animes sobre todos los temas imaginables. Aquí tenemos esta simpática historia sobre una escuela de agricultura y ganadería. Así pasamos dos temporadas siguiendo el aprendizaje de estos alumnos entre vacas, cerdos, quesos, etc. A veces me parece que los slice of life retratan muy bien la vida en Japón, pero otras veces me da la sensación de que se mueven en una pseudorealidad que solo existe dentro del mundo del anime. Es esto último lo que me pasa en este caso. Los personajes, los chistes, los sucesos de este anime me descolocan en ocasiones, sacándome de la sensación de realidad en la que deberíamos estar inmersos en todo momento. No obstante, un anime agradable y en ocasiones divertido.

NOTA: 6.5

MARZO III

ZANKYOU NO TERROR (2014)

Un buen anime que habla de importantes problemas de la sociedad japonesa, a la que retrata como un ente homogéneo dormido y sumido en la inercia. Como no podía ser de otra manera al estar dirigida por el gran Shinichiro Watanabe, la animación, dibujo y planificación son espléndidas, al igual que la banda sonora de la infalible Yoko Kanno. El final es desesperanzadamente realista.

NOTA: 8.5

 

ALDNOAH ZERO (2014)

Un mecha espacial con buen apartado técnico-artístico y una historia elaborada, pero que desafortunadamente se toma demasiado en serio a sí mismo, cayendo frecuentemente en el dramatismo y el fatalismo injustificados.

NOTA: 5

 

 

NO GAME NO LIFE (2014)

Dos hermanos entran en un mundo de videojuego en uno de los animes que provocaron la fiebre de jugadores atrapados en mundos virtuales en los que tienen que poner en práctica sus habilidades y conocimientos del juego para sobrevivir y lograr escapar. Aquí el chico y su hermana se enfrentaran a una serie de problemas que tendrán que resolver. La concepción de los desafíos y su resolución no carece de ingenio, pero los hermanos son demasiado listos y siempre lo tienen todo bien pensado aunque parezca que todas las veces les va a salir mal la jugada, de forma que la narración se torna un poco repetitiva. Pero lo peor de este anime son los fosforescente y chillones colores de los fondos y la bochornosa carga de fan service que contiene cada uno de los episodios.

NOTA: 4

WORKING!! (2010)

Una serie simpática y agradable, aunque se hace demasiado larga debido a su línea argumental anecdótica y episódica. Su fuerte reside en el retrato de unos personajes particulares y divertidos, pero en la radicalización y exageración de este retrato hasta llegar casi a la paranoia reside su principal punto flaco. A pesar de consistir en un slice of life sobre el trabajo en un restaurante familiar japonés, a veces se despega caprichosamente de la realidad cayendo en el campo de la exageración. Aún así, sus cuatro temporadas se ven con agrado.

NOTA: 7

MARZO II

 

KILL LA KILL (2013)

Esta serie, carta de presentación del estudio Trigger, fue dirigida por Hiroyuki Imaishi, que ya fuera responsable de dirigir para Gainax  la genial Tengen Toppa Gurren-Lagann. Kill la Kill no se queda atrás en cuanto a calidad y diversión, ofreciendo una historia que por surreal (que lo es mucho) no de ja de ser interesante y emocionante. Los hechos se suceden con una velocidad desquiciada y con una animación portentosa de una libertad creativa necesaria para reflejar las originales y maravillosas ideas que se acumulan durante 26 capítulos en los que no decae ni un solo instante la calidad narrativo-audiovisual. La explosiva banda sonora le va como anillo al dedo a esta historia que mezcla con especial brillantez fantasía épica, ciencia ficción, chicas mágicas, comedia de instituto, mafias japonesas… y también bastante ecchi.  Una demostración de hasta donde puede llegar la creatividad dentro del mundo del anime y de que hay vida fuera de Ghibli.

NOTA: 9

AKAME GA KILL! (2014)

Un anime de luchas en un mundo fantástico que gozó de gran popularidad, supongo que por la caracterización de los personajes y los pocos escrúpulos de los guionistas a la hora de cargarse a cualquiera de ellos a la primera de cambio, con el consiguiente llanto de los fans. Demasiado dramatismo injustificado y mal apoyado por una animación y dibujo mediocres. Conforme avanza la historia, el único interés reside en adivinar quien será el que morirá en el próximo capítulo.

NOTA: 4

TOKYO GHOUL (2014)

Los ghouls son una especie de vampiro-zombis que amenazan la noche tokiota a base de cruentos asesinatos realizados debido a su necesidad de consumir carne humana. Ni el gore (censurado en la versión televisiva) puede salvar un argumento caprichoso y sin sentido, tan mal escrito que solo puede entenderse a través de la lectura del manga previo.  El diseño de la máscara del protagonista es icónico e inspirado, pero lo demás es solo pornografía emocional para adolescentes de sensibilidad emo y gótica.

NOTA: 3

MARZO I

 

PARASYTE (2014)

Un anime estimable, que sabe usar la ciencia ficción y el terror para tratar temas generales sobre el individuo en la sociedad japonesa, tales como la superación de los complejos individuales, la aceptación propia y la desubicación en una sociedad homogeneizante. Al mismo tiempo es muy divertido y resulta atractivo visualmente. Su peor defecto radica en una notable irregularidad narrativa, con cambios demasiado bruscos en el devenir de los acontecimientos. Los diseños de los monstruos son impactantes y originales.

NOTA: 7.5

HOUSEKI NO KUNI (2017)

La demostración de que, en contra de lo que piensan muchos puristas, puede existir un anime enteramente realizado en 3D. Este es posiblemente el punto más alto alcanzado en la aplicación de la tecnología infográfica a los estilemas y formas del anime. Los fondos son detallados y físicos, los personajes están caracterizados como si fueran en 2D, y la animación es espectacular. El estilo casi nunca peca de mal gusto, aunque a veces la estilización es excesiva.

Sin embargo, un argumento plano, repetitivo y falto de emoción, unido a la personalidad forzada e incoherente de la mayoría de los personajes, casi terminan por hundir por completo los logros audiovisuales del anime.

NOTA: 5

PRISON SCHOOL (2015)

Un grupo de amigos estudiantes de instituto especialmente salidos, son encerrados en un ala del colegio que funciona como prisión para delincuentes sexuales, donde serán martirizados por una dominatrix más depravada que ellos. Se acumula el humor zafio, que puede funcionar mejor o peor según el chiste y la predisposición del espectador. Algunas bromas funcionan por excesivas y otras simplemente por acumulación. Algunos personajes están ingeniosamente construidos pero no pueden evolucionar en un conjunto demasiado plegado al ecchi menos sutil. Pese a todo, un anime en cierto grado adictivo.

NOTA: 4