SU-KI-DA

sukida

 

Intimista y plácida película, no apta para espectadores con prisa, que habla sobre la dificultad de abrirse y mostrar los sentimientos, asignatura pendiente en una sociedad como la japonesa, en la que el miedo al fracaso, al futuro, o sea, a la propia vida, desemboca en numerosas ocasiones en situaciones de profunda soledad. Todos estos temas se tratan en esta película, cuya principal linea narrativa no es sino el viaje de una declaración de amor silenciada desde la adolescencia hasta la edad adulta. Encierra una secuencia que por si misma justifica el visionado de la película, un encuentro entre los adolescentes a la orilla de un río, antológico por su desbordante sensibilidad y original sencillez, ayudada por la naturalidad de Eita y una maravillosa Aoi Miyazaki.

sukida01

Planos muy plásticos y bellamente encuadrados, ritmo muy pausado, ambiente muy silencioso que provoca casi una sensación de estar ante algo sagrado. Estas características, que aportan el principal interés a la cinta, son también las culpables de sumir a la película, en ocasiones, en una melancolía que se antoja forzada en vez de surgida de forma natural, extendiendo un manto demasiado lánguido y triste.

Pese a estos elementos negativos, una propuesta sutil de gran sensibilidad intimista.

NOTA: 7’5

sukida00

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>