TADAIMA

tadaima gojira

 

 

 

Tres años han pasado desde mi última publicación. Muchos sabéis que sacar adelante un blog no es tarea fácil y exige una voluntad casi sobrehumana.  Si a esto se une la falta de tiempo, cambios vitales y escasez de lectores (sin menospreciar a los pocos que alguna vez mostraron interés por mis críticas) al final se termina tirando la toalla.

Sin embargo, estos años en blanco he seguido pagando el dominio del blog. ¿Por qué? Quizás porque me daba pena que lo poco que había conseguido se perdiese para siempre en las cloacas de internet. O quizá ante la improbable posibilidad de que algún día decidiese retomar el blog. Pues resulta que esa posibilidad no era tan improbable.

¿Para quién estoy escribiendo esto? Si hay alguien leyéndolo ahí fuera, para ti; si no es el caso, supongo que estoy hablando conmigo mismo. Sea cualquiera de las opciones, sirva la segunda como un autoempujón que me de inercia para ponerme de nuevo en camino.

La única forma de continuar con el blog implica una renovación, más que de las formas, que quizás también lo haga, del contenido, o más bien, del tipo de críticas o reseñas que este contiene. Si el principal motivo de abandono fue la falta de tiempo y voluntad para sentarme ante la pantalla lo suficiente para estructurar una de mis anteriores críticas, la solución pasa por acortar ese tiempo y ese esfuerzo necesario. Así, pues, a partir de ahora, este blog se convertirá en una suerte de lista de los animes y películas que veo, acompañados de una nota y de un sucinto comentario crítico. De esta manera, me he propuesto escribir una entrada semanal con los títulos que he visto durante esa semana, seguidos por dos o tres líneas que expresen mi opinión y puedan guiar al lector en su decisión de si visionar o no dichos títulos. Al mismo tiempo, esta especie de listado comentado, me servirá a mi como memoria de mis experiencias como expectador, a modo de archivo compartido fácil de consultar.

La voluntad de hacer las cosas cortas e ir al grano empieza en este mismo texto. Sin necesidad de decir más, me emplazo a mi mismo y a quién esté ahí y quiera acompañarme, dentro de una semana en este mismo sitio.

Si además de leerme, queréis comentar, será un placer hablar con vosotros sobre las cosas que nos gustan.

Saludos, y hasta la semana que viene.

a scene at the sea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *