ALERTA: ¡MISILES!

http://www.imdb.com/title/tt0076845/

Soberbia película ferozmente antimilitarista que nos plantea una posible situación de tensión nuclear, situada en la ficción poco tiempo después del año real de realización de la película. Un general desposeído de su cargo y encerrado en prisión secuestra un silo de misiles, con la ayuda de dos presos de baja calaña, con el fin de presionar al presidente de los E.E.U.U para que haga público un informe que destaparía los motivos reales que originaron la guerra de Vietnam.

Con más de treinta películas a sus espaldas, Robert Aldrich rueda ésta como lo hacen los grandes maestros con sus últimos proyectos, cuando ya no se tiene nada que demostrar: con sobriedad, precisión, un pulso narrativo férreo, sin un plano de más o un plano de menos y sin utilizar un solo movimiento de cámara innecesario. El recurso multipantalla, muy popular en los 70 y primeros 80, se utiliza con un objetivo exclusivamente narrativo, nunca caprichosamente, ayudando a subrayar la subtrama sobre el control y la vigilancia estatal, con la presencia de todo tipo de cámaras, monitores y demás material audiovisual en todo asunto en que el gobierno pueda estar mínimamente interesado.

La conjunción de un montaje milimétrico y una efectiva banda sonora de Jerry Goldsmith logra conseguir momentos de enorme suspense.

Burt Lancaster, ofreciendo otra de sus extraordinarias interpretaciones de madurez, comparte cartel con otras viejas glorias del período clásico hollywoodiense (Melvyn Douglas, Joseph Cotten), entre los que se encuentra un Richard Widmark que construye, con el oficio que le caracteriza, un personaje verdaderamente repulsivo.

El final de la película es tan verosímil como valiente y sorprendente.

NOTA: 9

http://www.flashup.com/i/5/1/f1/gr_8956_598338_747035.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *