Tag Archives: fantasia

MARZO II

 

KILL LA KILL (2013)

Esta serie, carta de presentación del estudio Trigger, fue dirigida por Hiroyuki Imaishi, que ya fuera responsable de dirigir para Gainax  la genial Tengen Toppa Gurren-Lagann. Kill la Kill no se queda atrás en cuanto a calidad y diversión, ofreciendo una historia que por surreal (que lo es mucho) no de ja de ser interesante y emocionante. Los hechos se suceden con una velocidad desquiciada y con una animación portentosa de una libertad creativa necesaria para reflejar las originales y maravillosas ideas que se acumulan durante 26 capítulos en los que no decae ni un solo instante la calidad narrativo-audiovisual. La explosiva banda sonora le va como anillo al dedo a esta historia que mezcla con especial brillantez fantasía épica, ciencia ficción, chicas mágicas, comedia de instituto, mafias japonesas… y también bastante ecchi.  Una demostración de hasta donde puede llegar la creatividad dentro del mundo del anime y de que hay vida fuera de Ghibli.

NOTA: 9

AKAME GA KILL! (2014)

Un anime de luchas en un mundo fantástico que gozó de gran popularidad, supongo que por la caracterización de los personajes y los pocos escrúpulos de los guionistas a la hora de cargarse a cualquiera de ellos a la primera de cambio, con el consiguiente llanto de los fans. Demasiado dramatismo injustificado y mal apoyado por una animación y dibujo mediocres. Conforme avanza la historia, el único interés reside en adivinar quien será el que morirá en el próximo capítulo.

NOTA: 4

TOKYO GHOUL (2014)

Los ghouls son una especie de vampiro-zombis que amenazan la noche tokiota a base de cruentos asesinatos realizados debido a su necesidad de consumir carne humana. Ni el gore (censurado en la versión televisiva) puede salvar un argumento caprichoso y sin sentido, tan mal escrito que solo puede entenderse a través de la lectura del manga previo.  El diseño de la máscara del protagonista es icónico e inspirado, pero lo demás es solo pornografía emocional para adolescentes de sensibilidad emo y gótica.

NOTA: 3

MARZO I

 

PARASYTE (2014)

Un anime estimable, que sabe usar la ciencia ficción y el terror para tratar temas generales sobre el individuo en la sociedad japonesa, tales como la superación de los complejos individuales, la aceptación propia y la desubicación en una sociedad homogeneizante. Al mismo tiempo es muy divertido y resulta atractivo visualmente. Su peor defecto radica en una notable irregularidad narrativa, con cambios demasiado bruscos en el devenir de los acontecimientos. Los diseños de los monstruos son impactantes y originales.

NOTA: 7.5

HOUSEKI NO KUNI (2017)

La demostración de que, en contra de lo que piensan muchos puristas, puede existir un anime enteramente realizado en 3D. Este es posiblemente el punto más alto alcanzado en la aplicación de la tecnología infográfica a los estilemas y formas del anime. Los fondos son detallados y físicos, los personajes están caracterizados como si fueran en 2D, y la animación es espectacular. El estilo casi nunca peca de mal gusto, aunque a veces la estilización es excesiva.

Sin embargo, un argumento plano, repetitivo y falto de emoción, unido a la personalidad forzada e incoherente de la mayoría de los personajes, casi terminan por hundir por completo los logros audiovisuales del anime.

NOTA: 5

PRISON SCHOOL (2015)

Un grupo de amigos estudiantes de instituto especialmente salidos, son encerrados en un ala del colegio que funciona como prisión para delincuentes sexuales, donde serán martirizados por una dominatrix más depravada que ellos. Se acumula el humor zafio, que puede funcionar mejor o peor según el chiste y la predisposición del espectador. Algunas bromas funcionan por excesivas y otras simplemente por acumulación. Algunos personajes están ingeniosamente construidos pero no pueden evolucionar en un conjunto demasiado plegado al ecchi menos sutil. Pese a todo, un anime en cierto grado adictivo.

NOTA: 4

 

FEBRERO IV

FUSHIGI NO UMI NO NADIA

Nadia es una niña que tuvo que sobrevivir sola desde una edad muy temprana, pese a lo cual, las experiencias que haya podido vivir  no le han hecho aprender nada sobre la vida y sobre las personas, pues parece más bien una niña mimada que se pasa toda la serie increpando y protestando a Jean, un jóven que está enamorado de ella y que siempre la saca de mil apuros, algunos de ellos provocados por la propia Nadia y su estupidez. A pesar de ser un anime protagonizado por una chica, está salpicado por bastantes elementos machistas, además de confundir el veganismo con la estupidez.

Pese a esto, este anime es un trabajo muy disfrutable con un estatus casi de clásico. ¿Por qué? Por un lado, es una interesante y divertida aventura juvenil que mezcla con acierto a Julio Verne, Stevenson, el mito de la Atlántida,  referencias biblicas, etc. Por otro, si exceptuamos a Nadia, los personajes son carismáticos y están bien definidos. Por último, el anime es famoso por el rendimiento que se le saca a una animación limitada,  falta de dinero y de tiempo. Pese a bastantes momentos de animación poco pulida, si no directamente cutre, los rasgos autorales que sobresalen en sus mejores capítulos adsciben este anime como obra  temprana de su director Hideaki Anno.

NOTA: 8

FEBRERO I

joker-album-cover

JOKER (1992)

Nada que ver con Batman, pero mucho que ver con Blade Runner, este anime nos habla de forma superficial sobre el significado del alma humana. Simpático, corto y sin mayor trascendencia. 

NOTA: 5

 

THE COCKPIT  (1993)

Tres pesos pesados del anime de la época dan movimiento a los personalísimos diseños de Leiji Matsumoto en un acertado estudio del absurdo de la guerra, afortunadamente, sin caer en maniqueismos.

NOTA: 7

 

 

FUNE WO AMU (2016)

Un buen seinen centrado en la construcción de personajes y la atención al detalle, con un ritmo reflexivo adecuado para una temática que no se agota en sí misma, sino que se expande como metáfora de todos los aspectos de la vida.

NOTA: 7

 

 

 

DRIFTERS (2016)

Adaptación del manga de Kota Hirano, que como ya vimos en Hellsing, es aficionado a insertar a personajes de la cultura popular en mundos fantásticos. En Drifters se nos sirve un mejunje sangriento y salvaje que une a personajes históricos (Oda Nobunaga, Hanibal Barca, Juana de Arco, Rasputín, el Wild Bunch del salvaje oeste…) con la mitología fantástica más deudora de Tolkien (elfos, enanos, orcos, dragones, etc.) en un conjunto que funciona por su buen ritmo narrativo, sus personajes  carismáticos, su bienvenida violencia gráfica para representar el caos y la locura de la guerra y su poderosa banda sonora. Este anime es rock and roll.

NOTA: 8

 

CENCOROLL

Ficha IMDB

Bonito arte en el dibujo de personajes, fondos y diseño de monstruos, buen trabajo de animación y demás elementos visuales… para no transmitir absolutamente nada por culpa de un guión insípido.

Una descolorida y apática historia de jóvenes con monstruo en una OVA con mayor fama de lo que se merece.

NOTA: 3,5

MUSHI UTA

Wikipedia

Ficha IMDB

Mushi uta es un anime de ciencia ficción ambientado en un futuro próximo. Su origen se encuentra en una serie de novelas cortas ilustradas, adaptadas mas tarde al manga y luego al anime que nos ocupa.

Nos encontramos ante un trabajo artístico meritorio, con un buen arte, dibujo y una digna animación y que por momentos consigue una atmósfera oscura y sugerente, pero que falla en una historia poco trabajada, pobre en sucesos, repetitiva e insustancial desde un punto de vista temático y de desarrollo de personajes. En cambio, el diseño de personajes está bastante logrado en el plano estrictamente visual, destacando Kakko y Shiika, la pareja adolescente protagonista.

La mezcla de peleas con armas, magia, e insectos gigantes vinculados a jóvenes, convierten esta serie en una especie de pokémon para adolescentes, con más violencia y dramatismo pero la misma estulticia argumental. Además, ofrece un final apocalíptico con reminiscencias de Otomo, tan enmadejado narrativamente que resulta casi incomprensible, no por su complejidad conceptual, sino por un grave problema de ausencia de la misma y de incapacidad narrativa.

Como notas positivas: agradable para la vista y con solo trece capítulos.

NOTA: 4

 

SLAYERS REVOLUTION

http://www.imdb.com/title/tt1266618/

La esperada nueva temporada de Slayers, que llega más de diez años después de “Slayers Try”, es claramente inferior a las anteriores en todos y cada uno de sus aspectos.  Presenta un argumento completamente plano y anecdótico, pero con una mínima cohesión y bastantes dosis de simpatía. Como sus predecesoras, esta temporada se apoya en un humor simplón y surreal, pero mucho más infantilizado y absurdo, que alcanza altas cotas de ridiculez en el diseño de algunos personajes. Sin ir más lejos, observese el aspecto de Pakota, el nuevo compañero de aventuras de Reena y Gourry, una especie de conejo verde con orejas prensiles con las que es capaz de esgrimir la espada; con todo, hay que reconocer que tiene cierto encanto freak. Otro nuevo personaje destacable es el del infatigable detective que persigue a Reena sin descanso, acusándola de un delito que no cometió.

A diferencia de las anteriores temporadas, esta carece de la emoción de aquel vibrante shonen medieval, con lo cual el humor desfasado campa a sus anchas sin ningún contrapunto que lo matice y dosifique.

El aspecto gráfico, aunque bastante digno en su animación fluida, desmerece por un dibujo soso de trazos más caricaturescos e infantiles, más adaptado a los impersonales cánones generales de la década del 2000.

Pese a todo, ya desde su opening totalmente inspirado en el de la primera temporada, nos llega una agradable sensación de nostalgia y reencuentro con los personajes que amenizaron nuestras pubescentes tardes noventeras: además de los mencionados Reena y Gourry, regresan Ameria, Zelgadiss y Xellos.

Reena y Gaurry, mas asexuados que nunca, en aventuras distraídas y en ocasiones divertidas.

NOTA: 6

Opening

Ending

 

SOUL EATER

http://www.imdb.com/title/tt1214085/

De la mano del estudio Bones nos llega este divertido shonen de calidad incuestionable, que nos transporta a un mundo paralelo lleno de peleas mágicas y surrealismo.

En Death City se encuentra la escuela de luchadores sobrenaturales. Son adolescentes que aprenden a manejarse en el mundo de la lucha, a fin de mantener a raya a los espíritus de los muertos que se han quedado en el mundo haciendo de las suyas. Enseñados por profesores más locos que los propios alumnos, estos se configuran en parejas compuestas por un arma (chicos y chicas que se convierten en guadañas, espadas, katanas, puños de boxeo…) y un técnico especialista en manejarlas. En un principio, el objetivo principal de los equipos es comerse 99 almas de demonios y el alma de una bruja, a fin de llegar a nivel de “death scythe”; sin embargo, este argumento se olvida cuando la cosa se pone más seria y tienen todos que enfrentarse a oscuras fuerzas poderosas que intentan dominar el mundo valiéndose de la locura.

Como puede apreciarse, el argumento mezcla elementos de otros dos exitosos shonen, “Naruto” y “Bleach”, aprovechándose así de fórmulas de éxito probado. Del primero han cogido el tema escolar, incluyendo la relación alumno-maestro, así como las diferentes misiones-exámenes que los adolescentes han de superar. Del segundo proviene la parte relativa a los shinigami.

Pese a estas deudas, y siendo conscientes de que al ser imposible inventar nada completamente nuevo, la virtud pasa a encontrarse en la capacidad y forma de narrar, Soul Eater supone una gran mejoría respecto a las series mencionadas. Incluso el personaje de Black Star, claramente inspirado en Naruto, está mucho mejor definido y muestra una profundidad y complejidad mucho mayores que las del ninja butanero. Ya el mismo Naruto no era más que una versión modernizada y estupidizada de Goku, con mono rojizo-anaranjado, pelo de punta y transformación en monstruo zoomorfo incluidos.

A Black Star se le suma un heterogéneo grupo de personajes tan desquiciados como bien definidos, entre los que se encuentran alumnos (agrupando  esquipo de técnico+arma): Maka y Soul Eater, los principales protagonistas de la función, Death the Kid con Paty y Liz Thomson, sus dos chicas pistola, Crona con su espada integrada Ragnarok, y Tsubaki, arma cambiante de Black Star. Entre los profesores tenemos interesantes personajes como Franken Stein, Sid, Deth Scythe o el mismísimo Shinigami-sama.

Como se puede deducir de algunos de los nombres citados, hay una amalgama de referencias a mitologías, así como parodias a personajes clásicos de la cultura universal, siempre tratados con cariño e ingenio. A los mencionados Death the Kid y Franken Stein, podemos sumarle la sexy y ecchi bruja Blair o el insufrible a la par que cómico y ridículo Excalibur, entre otros.

El primer capítulo sorprende por su calidad y originalidad técnico-artística. Para cuando ha pasado la sorpresa, la trama empieza a solidificarse y a compensar una pequeña disminución del nivel visual, que en todo momento se mantiene en un nivel alto, tanto en dibujo como en animación. El estilo visual recuerda al del anime Do-re-mi, del mismo director, por sus formas algo más infantiles y estilizadas, que en este caso contrastan muy bien con las altas dosis de acción y sangre. Se agradecen unos diseños que se distancian del demasiado homogéneo canon fisiológico de los últimos años, tendiéndose aquí más a la caricatura y a la abstracción como recurso para crear emociones.

Como he apuntado, la línea narrativa experimenta un súbito cambio pasados los primeros capítulos. Los objetivos que parecen perseguir los personajes (conseguir 99 almas más la de una bruja) se olvidan incomprensiblemente y la trama se orienta hacia fines más trágicos y dramáticos. No obstante, a partir de ese momento, la linea narrativa está bastante elaborada, y todos los elementos se ensamblan coherentemente señalando en la misma dirección.

Los jóvenes alumnos tienen que luchar al mismo tiempo que maduran y se conocen a sí mismos. El acierto está en integrar esta evolución vital dentro de los combates, recurriendo a metáforas que no por sencillas son menos efectivas. Así, no se limita, como otros muchos shonen de lucha, a meros combates con los que los jóvenes espectadores puedan canalizar su exceso de testosterona y energía.

El tono, que pasa de la emoción de la aventura a la comedia con una facilidad pasmosa, contribuye a contrarrestar el tremendismo sobredimensionado de este tipo de animes. Se explota el lado ridículo de personajes como Black Star, Kid the Death, Excalibur o Shinigami-sama, que, pese a ser el más poderoso del mundo, presenta una voz y un comportamiento a todas luces impresentables.

Aunque el anime ha tenido mucho éxito en su emisión televisiva, los responsables han mantenido el esquema narrativo inicial, sin sucumbir a la tentación de alargar la serie indefinidamente a base de tramas tangenciales o capítulos de relleno.  Definitivamente, la historia va al grano y se observa una estructura cerrada a lo largo de los 52 episodios del anime.

Divertida, trepidante, estéticamente cuidada, Soul Eater es una serie que aúna emoción y estallidos de humor surrealistas e inesperados. Muy recomendable.

NOTA: 7,5

Otros carteles y dibujos que molan.

http://2.bp.blogspot.com/_6rP--7XGeVU/TP5fuEquDBI/AAAAAAAAAo8/Lx08d6Vay7Y/s1600/soul-eater.jpg