Tag Archives: fujoshi

FUJOSHI KANOJO (HOW TO DATE AN OTAKU GIRL)

http://www.imdb.com/title/tt1424056/

Cursilada insustancial basada en un shoujo manga, llena de elementos pop, como corazoncitos infográficos flotando por doquier, esta película es el equivalente japones a las comedias de carne y hueso de la Disney. El argumento casi inexistente nos plantea un conflicto de risa (un chico de aficiones “normales” empieza a salir con una otaku a la que le gusta tratarlo como si fuera su sirviente) que, al no dar para todo un largometraje, y tras un par de bromas fikis de cero elaboración, se olvida a mitad de la película en beneficio de una trama aún más insustancial: ¿se va ella a trabajar a Londres o se queda con su novio en Tokyo? Este drama sobrecogedor ampara una segunda mitad aún más famélica que la primera, que al menos era medianamente dinámica aunque arrítmica.

Tras un importante tonelaje de cursiladas y romanticismo del castillo de Family Feber, que logra filtrarse hasta más allá de los créditos finales (con un maldito lazo rosa infográfico enlazando -valga la redundancia- a los dos tortolitos), al final todo acaba bien sin que haya pasado nada reseñable y sin que ninguna adolescente integral haya tenido que sufrir mucho con los insondables dilemas de la parejita de babosos irredentos.

La única virtud que encontramos es el valor didáctico que pueda ofrecer en lo referente a cultura pop nipona, en tanto que ella es una obsesa del fujoshi, que no es más que una debilidad hacia los chicos amanerados y/o refinados y las relaciones que puedan tener entre ellos. Así, hay secuencias en las que la chica se pone a tope (hasta el desmallo, literalmente) imaginando a su novio tonteando con su mejor amigo, ambos disfrazados de cosplay de series anime.

Aunque la factura técnica (sobre todo la fotografía y la interpretación) es bastante televisiva, algunos planos compuestos con estilo y la predilección por despachar los diálogos en plano secuencia, provocan la impresión de que el director quería hacer un tipo de película imposible contando con semejante material de partida. Al menos, este inopinado afán estilístico alegra aisladamente el visionado y aporta el mejor momento, un plano secuencia en el que él le corta a ella las uñas de los pies, de conseguido ambiente placido y cotidiano gracias al suave movimiento de la cámara pasando de uno a otro .

En fin, mucho moe, kawai, cosplay y mucho rosa para aquellos que sigan con la misma percepción de las relaciones sentimentales que cuando tenían trece años. O para los que los tengan ahora.

NOTA: 3