Tag Archives: gaijin

TOKYO JOE

http://www.imdb.com/title/tt0041967/

Un americano que dejó Japón para luchar en la Segunda Guerra Mundial, vuelve en la postguerra con la intención de recuperar su antiguo negocio y a su novia. Sin embargo, se encuentra con que ella está casada y tiene un niño. A partir de aquí, se desarrolla una trama de escaso interés en la cual Joe intenta recuperar a su chica al tiempo que trata de protegerla de las consecuencias de ciertas actividades ilegales que ella se vió obligada a realizar durante los años de la guerra.

La película supone una relativa rareza, por tratarse de una de las más desconocidas de su mítico protagonista. Y practicamente ahí reside su interés. Bogart hace un trabajo de trámite, dejando que desear en algunos momentos románticos, demasiado empalagosos para su estilo. Aún así tiene su gracia oirle chapurrear japonés y verle practicando judo, si no fuera porque en las secuencias de acción es claramente doblado por un especialista que no se le parece demasiado. De igual manera, la integración del actor en el mundo nipón no es demasiado fina, limitándose a secuencias en decorados de Hollywood (todos interiores, que no había presupuesto para derroches), a fin de evitar el traslado del equipo a tierras japonesas. Para salvar medianamente la continuidad de la ambientación, una pequeña unidad en Tokyo se dedica a rodar planos de la espalda de un doble con gabardina paseando por la ciudad, que en montaje son burdamente intercalados con planos de Bogart delante de retroproyecciones. El efecto es, obviamente, chapucero, poco creíble y hasta ridículo.

Stuart Heisler dirige esta película con desgana. El desarrollo de la historia es moroso y poco fluido, plagado de diálogos planos y aburridos. Aunque el previsible final está resuelto de forma elegante y sutil, es un bajaje escaso para una de las peores y más ignotas películas del mítico Bogart.

Heisler fue uno de esos a los que se suele denominar artesanos por no mostrar una clara vocación autoral. Tiene en su haber películas estimables como “Tulsa, ciudad de lucha”, “El caballero del oeste” o “La estrella”. Pero alcanzó su punto más alto con “Dallas, ciudad fronteriza”, inolvidable y divertidísimo western lleno de ritmo aventurero y un humor ligero e inocente, protagonizado por otro de los grandes clásicos: Gary Cooper.

NOTA: 4

Galería de carteles