Tag Archives: instituto

GTO

166701-slm3tnugzomzokkmwkve

Auténtica comedia de la que ahora apenas se encuentra en el descorazonador panorama de la industria del anime. Descacharrantemente divertida, ya con eso ha conseguido el objetivo de toda comedia que se precie. Pero además de eso consigue ahondar con puntería en los problemas de los adolescentes japoneses, con sencillez pero sin simplicidad, escapando siempre de lo sensiblero gracias a su prioritario carácter humorístico.

El personaje de Onizuka entra de lleno en el olimpo de ilustres macarras de buen corazón, capaz tanto de acciones loables como de otras reprobables.

Humor salvaje casi siempre, muchas veces ecchi o genéricamente sexual, a menudo pasado e ido de rosca, con animaciones completamente desfasadas,  y caricaturescas, con caras descomponiéndose en muecas exageradas y doblajes afectadísimos en su afán paródico. Parodias-homenaje de otras series también hay a mansalva: “El puño de la estrella del norte”, cine de yakuzas, Gundam,… e incluso el mítico Tora san.

Pese a presentar una animación irregular, bastante mediocre en ocasiones, la recurrencia a una corriente de los noventa de diseños con fisonomía más oriental, es de agradecer. Lo mejor, unos guiones divertidísimos y adictivos, despachados con gran ritmo y grandes personajes. Y casi nada de relleno dentro de 42 capítulos que saben a poco.

NOTA: 9

jfMhVdQqERHIp

TOKI O KAKERU SHOUJO

Ficha IMDB

Primera versión de la célebre novela “La chica que viaja a través del tiempo”, (escrita en 1965 por Yasutaka Tsutsui, famoso autor de ciencia ficción, también responsable de la novela en la que se basó “Paprika” de Satoshi Kon) dirigida por el psicodélico Nobuhiko Obayashi (“Hausu”, “Sada”).

En esta ocasión deja toda su carga kitsch para el final, manteniendo el resto de la película dentro de un ambiente de placidez casi mágica. La delicada banda sonora ayuda en la creación de un clima de etérea cotidianidad, que se va viendo enrareccida poco a poco por elementos extraños y perturbadores.

Los efectos especiales propios de una película de ciencia ficción se concentran en los últimos minutos, dónde Obayashi despliega su acostumbrado arsenal de sobreimpresiones, animaciones y demás trucajes artesanales para representar los sucesivos viajes en el tiempo. En este caso, este despliegue desequilibra una película que, sin la demencial explicación final, podría haber apuntado con mayor limpieza hacia una dirección mucho más lógica y naturalista, que es a la que parece dirigirse durante el resto del metraje: la transformación de una chica en mujer en su primer encuentro con el amor.

Tras dos adaptaciones más en una serie y otra película, esta historia fue llevada al anime en 2005 por Mamoru Hosoda, en una especie de secuela. Hay otra adaptación de 2010 con el protagonismo de la simpática y emergente Riisa Naka, curiosamente la seiyuu de la versión animada.

NOTA:7

 

H.O.T.D. (HIGHSCHOOL OF THE DEAD)

Ficha IMDB

Divertidísimo y testosterónico festival de peleas gore entre zombis y estudiantes de instituto, donde lo que más parece importar es la confrontación entre la putrefacta carne de los muertos vivientes y la jugosidad llena de vida de las carnosas, generosas y cimbreantes curvas de las féminas humanas de la función.

Para ser sinceros, la historia no es que esté muy elaborada, pero hay ocasiones en las que eso no importa tanto, pues este no es un anime para disfrutar con el cerebro; aquí se trata de degustar a tripa abierta una buena ración de  gore, acción desenfrenada, humor superficial y ecchi injustificado (con todo un episodio “de relleno” centrado en mostrar de sugerentes maneras las anatomías de las heroínas).

Ahora, si buscáis un anime de terror zombico con trama emocionante y coherente, buscad en otro sitio, que esto es para pasar el rato dando rienda suelta a los mal llamados “bajos instintos”.

NOTA: 7

Opening

Ending

SCHOOL DAYS

Ficha IMDB

Desastroso anime que fracasa al intentar jugar con los cambios de tono. Lo que empieza como una comedieta romántica de estudiantes ingenuos se convierte porque sí en un dramático psycothriller tremendista repleto de sexo y violencia moral sin ninguna estructura narrativa o conceptual coherente que lo sostenga. Si lo que querían es acometer la deconstrucción del género colegial desvirtuandolo con elementos perturbadores, solo consiguieron convertirlo en hentai de terror sin escenas sexuales explícitas, sin término medio entre ambos extremos. De hecho, el único momento aprovechable de la serie es el capítulo bisagra, dónde sí se consigue ese sutil enrarecimiento del tono que hasta ese momento había sido de comedia juvenil. Lo demás, insalvable. Ni siquiera desde un punto de vista técnico se encuentra este anime por encima de lo mediocre.

NOTA: 2

Opening School Days

Ending School Days

 

LOVELY COMPLEX

Ficha IMDB

Mas conocida como Love.Com, este live action de un manga y su correspondiente anime es la demostración de como de una historia tonta se puede sacar una película igualmente intrascendente pero llena de simpatía.

Cuenta la relación entre el chico más bajito del instituto y la más alta, centrándose afortunadamente en otros matices del carácter de cada uno.

Emma Fujisawa es una preciosidad larguirucha con orejas de soplillo, cuya constante sobreactuación de estilo anime fluctúa entre lo forzado y lo brillante, en la construcción de su personaje de chica ingénua y algo patosa. En cambio, un más contenido Teppo Koike no logra trascender el cliché de chico popular cargado de estética superpop japonesa.

El aspecto visual sigue religiosamente los preceptos pop del momento, con combinaciones de colores primarios y brillantes tanto en vestuario como en decorados, y toda una iconografía configurada a base de detalles kawai. Todo dentro de una ligereza feliz, pero demostrando una forma de hacer cine para adolescentes con un mínimo de fuerza y originalidad. Entre los mejores hallazgos destacan concretos estallidos de humor surrealista, como la paródica voz en off en inglés, o las disgrsiones cómicas en las que la película se detiene, la más conseguida nos presenta a un viejo comentarista que analiza con gravedad pero de forma simplista y superficial una acción congelada de la película.

En definitiva, un film hecho con cariño que transmite alegría de vivir y cuyo inconfesable disfrute provocará culpabilidad a los snobs estirados que no puedan evita soltar una sonrisa furtiva. Claramente superior al anime previo y también por encima de los doramas al uso.

NOTA: 6,5

SUKEBAN BOY

Ficha IMDB

Esta película sobre un chico que se viste de chica para estudiar en un instituto femenino está basada en un manga de Go Nagai y dirigida por el artista del bizarre Noboru Iguchi entre “The machine girl” y “Robogeisha”, ambas superiores en coeficiente técnico-artístico (y seguramente tambien en presupuestario) pero al mismo nivel en lo que a gore, mal gusto y excesos grotescos se refiere. El enclenque argumento es una excusa para poner en pantalla una serie de peleas brutalmente surreales entre diferentes grupos enemigos de estudiantes, cada uno de ellos con sus propias armas y técnicas. Tenemos así la patada can-can de Kanko, la principal antagonista, las tetas ametralladoras de la líder de la “Liga sin sostén”, las patadas no-no de la liga desnuda Zen-su (al tiempo que gritan: ¡No mires!¡No mires!¡No mires!). Y todo esto acompañado por altas dosis de tripas, amputaciones, pústulas y demás aderezo gore que a estómagos poco acostumbrados puede llevar al desagrado. Todo está exagerado a niveles estratosféricos, en un cúmulo de chistes soeces y surrealistas en los que cabe todo  (genial la chica que dispara por los muñones de sus piernas) y que funcionan simplemente por lo desfasado de su concepción.

Como es necesario en este tipo de películas, las interprestaciones son pésimas a más no poder, a veces por sobreactuación  consciente y otras por incapacidad interpretativa, ambas opciones elegidas voluntariamente por el director. El problema principal de la película, aparte del argumento inexistente e innecesario, es la pobreza visual y el humor poco imaginativo, más basado en epatar a base de muñones que en generar gags ingeniosos al estilo de las primeras producciones de Peter Jackson. La parte positiva son las sonrisas que arrancan los degenerados efectos especiales de Yoshihiro Nishimura, verdaderamente estomagantes, y el despelote generalizado de las AV models que protagonizan la función, entre ellas Asami en el papel de chico travestido.

Sólo para amantes del bizarre por el bizarre o los impenitentes buscadores de trash, género del que los japoneses saben un rato.

NOTA: 3