Tag Archives: shoujo

LOVELY COMPLEX

Ficha IMDB

Mas conocida como Love.Com, este live action de un manga y su correspondiente anime es la demostración de como de una historia tonta se puede sacar una película igualmente intrascendente pero llena de simpatía.

Cuenta la relación entre el chico más bajito del instituto y la más alta, centrándose afortunadamente en otros matices del carácter de cada uno.

Emma Fujisawa es una preciosidad larguirucha con orejas de soplillo, cuya constante sobreactuación de estilo anime fluctúa entre lo forzado y lo brillante, en la construcción de su personaje de chica ingénua y algo patosa. En cambio, un más contenido Teppo Koike no logra trascender el cliché de chico popular cargado de estética superpop japonesa.

El aspecto visual sigue religiosamente los preceptos pop del momento, con combinaciones de colores primarios y brillantes tanto en vestuario como en decorados, y toda una iconografía configurada a base de detalles kawai. Todo dentro de una ligereza feliz, pero demostrando una forma de hacer cine para adolescentes con un mínimo de fuerza y originalidad. Entre los mejores hallazgos destacan concretos estallidos de humor surrealista, como la paródica voz en off en inglés, o las disgrsiones cómicas en las que la película se detiene, la más conseguida nos presenta a un viejo comentarista que analiza con gravedad pero de forma simplista y superficial una acción congelada de la película.

En definitiva, un film hecho con cariño que transmite alegría de vivir y cuyo inconfesable disfrute provocará culpabilidad a los snobs estirados que no puedan evita soltar una sonrisa furtiva. Claramente superior al anime previo y también por encima de los doramas al uso.

NOTA: 6,5

FUJOSHI KANOJO (HOW TO DATE AN OTAKU GIRL)

http://www.imdb.com/title/tt1424056/

Cursilada insustancial basada en un shoujo manga, llena de elementos pop, como corazoncitos infográficos flotando por doquier, esta película es el equivalente japones a las comedias de carne y hueso de la Disney. El argumento casi inexistente nos plantea un conflicto de risa (un chico de aficiones “normales” empieza a salir con una otaku a la que le gusta tratarlo como si fuera su sirviente) que, al no dar para todo un largometraje, y tras un par de bromas fikis de cero elaboración, se olvida a mitad de la película en beneficio de una trama aún más insustancial: ¿se va ella a trabajar a Londres o se queda con su novio en Tokyo? Este drama sobrecogedor ampara una segunda mitad aún más famélica que la primera, que al menos era medianamente dinámica aunque arrítmica.

Tras un importante tonelaje de cursiladas y romanticismo del castillo de Family Feber, que logra filtrarse hasta más allá de los créditos finales (con un maldito lazo rosa infográfico enlazando -valga la redundancia- a los dos tortolitos), al final todo acaba bien sin que haya pasado nada reseñable y sin que ninguna adolescente integral haya tenido que sufrir mucho con los insondables dilemas de la parejita de babosos irredentos.

La única virtud que encontramos es el valor didáctico que pueda ofrecer en lo referente a cultura pop nipona, en tanto que ella es una obsesa del fujoshi, que no es más que una debilidad hacia los chicos amanerados y/o refinados y las relaciones que puedan tener entre ellos. Así, hay secuencias en las que la chica se pone a tope (hasta el desmallo, literalmente) imaginando a su novio tonteando con su mejor amigo, ambos disfrazados de cosplay de series anime.

Aunque la factura técnica (sobre todo la fotografía y la interpretación) es bastante televisiva, algunos planos compuestos con estilo y la predilección por despachar los diálogos en plano secuencia, provocan la impresión de que el director quería hacer un tipo de película imposible contando con semejante material de partida. Al menos, este inopinado afán estilístico alegra aisladamente el visionado y aporta el mejor momento, un plano secuencia en el que él le corta a ella las uñas de los pies, de conseguido ambiente placido y cotidiano gracias al suave movimiento de la cámara pasando de uno a otro .

En fin, mucho moe, kawai, cosplay y mucho rosa para aquellos que sigan con la misma percepción de las relaciones sentimentales que cuando tenían trece años. O para los que los tengan ahora.

NOTA: 3

LAMUNE

http://www.imdb.com/title/tt0991061/

Ejemplo recalcitrante de shoujo cursi y pasteloso, que cuenta entre sus escasos alicientes con un acercamiento costumbrista a la vida cotidiana de un pequeño pueblo costero japonés. Por este lado, apreciamos momentos contemplativos en que los protagonistas se limitan a observar el paisaje o a conversar animadamente sobre algún acontecimiento diario. El bucolismo del pueblecito provoca la nostalgia de los que hemos estado en Japón, pues todos los animes, sea cual sea su calidad, muestran muy fielmente el aspecto urbanístico y el ambiente que envuelve a los lugares. La lástima es que esa agradable propuesta se ve lastrada por un mal uso de la misma y de  los demás ingredientes de esta descomunal tarta de fresa.

Los protagonistas son chico y chica adolescentes, amigos desde la infancia, y sus amigos y familiares. Los capítulos transcurren sin mucho dramatismo ni muchos acontecimientos, lo que está bien en principio, si no fuera porque se esperan hasta el penúltimo capítulo para endosarle sustancia dramática al invento. Los personajes, como suele ser habitual en este tipo de animes, son menos cargantes cuanto más secundarios son, lo que no dice nada bueno de la “encantadora” pareja protagonista: una chica infantil, inmadura y con master en cursiladas femeninas variadas, cuyo coeficiente intelectual se intuye bastante por debajo de lo normal; y su sensible, correcto y casto amigo de la infancia. Todos excepto ellos ven obvia la atracción entre ambos, pero como se conocen desde pequeños no han logrado trasvasar su relación amistosa a otra sexualmente activa. De forma poco creíble, por estar precisamente en la fase más calenturienta y granuda de la adolescencia, ningún pensamiento obsceno mancha la inmaculada relación que comparten.

Las historias suelen ser de este palo.  Siempre vienen de atrás, de cuando eran niños. Quizá en ese pasado uno hizo algo que lleva torturándole a lo largo de los años y quieren resolverlo en la actualidad. Entre esos graves traumas se encuentran olvidarse de ver las estrellas con su hermana, no poder repartir unas perlas entre tres porque solo tiene dos… Cosas como estas, cuya insoportable carga les hace la vida un poco más difícil. Como ya dije, al final les entran las prisas y se cargan las tintas en el dramatismo, sin dejar de lado el romanticismo ingenuo de cuando aún no sabes que tu cosita tiene dos usos.

Como veis, los personajes son todos muy sensibles, bienintencionados y comprensivos entre ellos, pero no con el estómago del espectador sensato, que se ve atacado por una indigestión debida al exceso de merengue.

Como no es necesario un gran despliegue visual, la animación y el dibujo son mediocres, faltos de fluidez y de detalle.

El título proviene de una marca de bebida japonesa inspirada en la limonada (aunque me han dicho que el sabor no se parece mucho),  cuyas bonitas botellas tendrán un importante papel en el anime.

Opening Lamune

Ending Lamune

NOTA: 5

(Ya se que no se merece el aprobado, pero, ¡son tan monos e inocentes!)

Y aquí la botella de Lamune.